sábado, 4 de diciembre de 2010

FEROMONAS


FEROMONAS

Las feromonas son sustancias químicas secretadas por un individuo con el fin de provocar un comportamiento determinado en otro individuo de la misma u otra especie. Son por tanto un medio de señales cuyas principales ventajas son el gran alcance y la evitación de obstáculos, puesto que son arrastradas por el aire.

¿Cómo funcionan?

¿Cómo funcionan las feromonas?
El olor de las feromonas es captado por las personas a través de un órgano situado en nuestra nariz conocido como el órgano Vomeronasal (OVN). Este es vulgarmente llamado por muchos investigadores “el sexto sentido” por la gran importancia y el papel fundamental que juega en la atracción humana.
Este órgano Vomeronasal está conectado a las terminaciones nerviosas del hipotálamo y es el encargado de captar las feromonas desprendidas por el sexo opuesto canalizándolas provocando emociones y atracción sexual.

Tipos:

Feromona de alarma: En algunas especies, como las abejas, sirve para comunicarle a otros individuos la existencia de un peligro y señalar la necesidad de huir, o bien lanzar la señal de la necesidad de un ataque en masa.


Feromonas territoriales: Sirven para delimitar el territorio particular.


Feromonas de congregación: Utilizadas por grandes comunidades de la misma especie, como abejas u hormigas, para atraer a las demás cuando encuentran una fuente de alimento.


Feromonas reguladoras de casta: Indican el tipo de comportamiento adecuado a los diferentes miembros de una organización, tal como tienen las hormigas a la reina y a las obreras.


Feromonas sexuales: Sirven para indicar la disponibilidad de la hembra para procrear. Hay especies de insectos que segregan feromonas para atraer un compañero, y que pueden ser captadas a varios kilómetros de distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...